• Home
  • LUPER
  • ¿Qué relación hay entre las mascarillas y la conjuntivitis?

¿Qué relación hay entre las mascarillas y la conjuntivitis?

por LUPER .ES en June 21, 2021

En este último año hemos estado viviendo una pandemia Mundial en la que hemos tenido que hacer uso de la mascarilla habitualmente.


Los ojos, sin lugar a dudas han sido uno de los grandes afectados, especialmente porque precisan de una humedad y temperatura específicas para su buen funcionamiento.


Los especialistas están observando en las consultas oftalmológicas, un aumento de casos de sequedad de superficie ocular (ojo seco) y orzuelos.


Hay doctores que explican que el uso de la mascarilla está afectando a nuestra salud ocular, ya que el aire espirado sale por la parte superior de la mascarilla y alcanza al ojo.


Para prevenir de forma general el desarrollo de estas molestias, lo primero es “ajustar lo mejor posible el reborde superior de la mascarilla al relieve facial”.


Ojo seco: cuidar la hidratación


El ojo seco es la principal afectación que se está viendo en consultas, no solo en pacientes que ya padecían y han visto empeorada su situación, sino también en aquellas que no habían sufrido anteriormente problemas de sequedad ocular.


Conjuntivitis: Ojo rojo


La conjuntivitis es una inflamación o una infección en la membrana transparente (conjuntiva) que recubre el párpado y la parte blanca del globo ocular. Cuando los pequeños vasos sanguíneos de la conjuntiva se inflaman, se hacen más visibles. Esto es lo que hace que la parte blanca del ojo se torne rojiza o de color rosa.


La causa más frecuente de la conjuntivitis es una infección bacteriana o viral, una reacción alérgica o, en bebés, un conducto lagrimal parcialmente abierto.
Si bien la conjuntivitis puede ser molesta, rara vez afecta la visión. Los tratamientos pueden ayudar a aliviar las molestias de la conjuntivitis. Como la conjuntivitis puede ser contagiosa, su diagnóstico y su tratamiento tempranos limitan el contagio a otro.


Síntomas


Los síntomas más frecuentes de la conjuntivitis son los siguientes:

  • Enrojecimiento en uno o ambos ojos
  • Picazón en uno o ambos ojos
  • Una sensación arenosa en uno o ambos ojos
  • Secreción en uno o ambos ojos que forma una costra durante la noche, la cual puede impedir que abras un ojo o ambos a la mañana
  • Lagrimeo


¿Qué podemos hacer para evitar el ojo seco?


Desde óptica LUPER te aconsejamos hacer una hidratación natural de los ojos con lágrimas artificiales LUPER, aplicándolas cuando se haga un uso de la mascarilla prolongado.


Hay dos opciones:

Gotas Humectantes, se recomienda echarselas antes de dormir:

gotos humectantes


Baño ocular, se recomienda echárselas por la mañana.

baño ocular

Si quieres profundizar más sobre este tema, en el siguiente artículo puedes saber cómo tener los ojos hidratados y sanos.  

 

Orzuelos: higiene de párpados

 
Los cambios de humedad también están alterando las bacterias propias del ojo, favoreciendo el aumento de infecciones. Los orzuelos son una infección bacteriana en el párpado, donde aparece un bulto rojo en el espesor palpebral.


¿Qué podemos hacer para evitarlo?


La clave de todo está en hacer una buena limpieza de los párpados con los ojos cerrados y con un jabón PH neutro. Con una gasa se aplica y aclaramos con agua, se recomienda al menos una vez al día.

Además, para poder evitar estas alteraciones oculares, que a día de hoy, hay tres puntos clave para poder evitar todo esto, son los siguientes:

 

  • Evitar uso prolongado de mascarilla

  • Higiene de manos

    Esto es esencial para poder mantener tus ojos fuera de peligro. A lo largo del día nos frotamos los ojos con las manos sucias y eso provocaría infecciones en los ojos u otras enfermedades oculares.

  • Reducir el uso de aire acondicionado


    Es muy habitual que en verano pasamos muchas horas al día utilizando aparatos climatizadores en sitios cerrados como en casa, en el coche o en el trabajo. Esto puede hacer que notemos cierta sequedad o molestias en nuestros ojos.


    Las máquinas de aire acondicionado eliminan la humedad haciendo que el aire que expulsan al exterior sea seco. Esto favorece que la película lagrimal se evapore con mayor rapidez.

    La película lagrimal es una capa acuosa muy fina que recubre la superficie de nuestro ojo. Sus funciones son cubrir y proteger el ojo de los agentes externos, nutrir y limpiar la superficie ocular, y sobre todo, mantener los ojos bien hidratados.

    Cuando algún factor altera esta capa, las propiedades de la película lagrimal se pierden y sus funciones disminuyen. La exposición continua al aire seco que provoca el aire acondicionado reseca la superficie ocular pudiendo provocar el llamado “síndrome de ojo seco”.


    Este síndrome es un trastorno ocular muy frecuente y se produce cuando la película lagrimal no genera suficiente lágrima o la que genera es de baja calidad, resecando así la superficie de la córnea.


    Esta sequedad puede provocar los siguientes síntomas en nuestros ojos:

  • Enrojecimiento

  • Irritación

  • Ardor o picazón

  • Sensación de "arenilla" o de cuerpo extraño

  • Pesadez en los párpados

  • Mayor sensibilidad a la luz

  • Fatiga ocular

    Aunque hay más factores que provocan la aparición de este síndrome, como el humo, la contaminación ambiental o la calefacción, la más habitual en verano es el uso de aparatos de aire acondicionado o ventiladores.



Te esperamos en LUPER para asesorarte en todo lo que necesites, darte presupuesto sin compromiso y revisar tu vista gratis con nuestro exclusivo Examen Visual Personalizado.

Reserva tu cita.

 

VOLVER ARRIBA
Social Proof Experiments